viernes, 26 de diciembre de 2008

Solicitada de Leonardo Favio

Dr. Julio César Cleto Cobos

De mi mayor consideración:
Creo tener la solución para "el problema que lo conflictúa (según escuhé en una radio). Es muy simple: Renuncie. Renuncie al cargo que se ganó de upa, porque –no se engañe ni engañe- usted no fue elegido por el pueblo, sino por un traspié fatal del Dr. Kirchner. Aunque dudo que lo hará porque usted no siente culpa; o, mejor dicho, usted no tiene nivel para ser culpable. No sea atolondrado, renuncie y será el acto más heroico y aventurado de su desdibujada vida".

Leonardo Favio
PD: mucho le agradeceré -si estuviera dentro de sus posibilidades- me ayude a pagar el costo de esta solicitada.

Solicitada aparecida el día martes 23 de diciembre en Página 12.

martes, 23 de diciembre de 2008

Abuso de menores Sí, puto No eh.....

ANTE LOS CARDENALES Y MIEMBROS DE LA CURIA ROMANA












Cristo y Superman (fotomontaje del artista plástico rosarino Mario Guzmán)

sábado, 20 de diciembre de 2008

¿Habrá cacerola para esto?

La clase media argentina, tan adicta a los temores, a los prejuicios, a las operaciones de prensa... ¿saldrá indignada a cacerolear hoy porque los delincuentes entran por una puerta y salen por la otra? ¿cuantas Mirtas Perez hablaran hoy junto a Braganolos y Blumbergs en programas de Mauros Viales O Chiche Gelblung?

¿Figurarán en los mapitas de De Narvaez estos asesinos? ¿Lilita y Bullrich aprovecharán para hablar del narcotrafico?

Lo cierto es que la clase media argentina, tan desesperada por la inseguridad, no salió a la calle al enterarase que Ordenan la liberación de Astiz, el Tigre Acosta y otros represores de la ESMA.
¿Cúantos pibes chorros equivalen a un Tigre Acosta? ¿cuántos asesinatos equivalen a un Aztiz?

No leí nada del asunto, tampoco tuve la alegría de toparme con alguna declaración de Hermes Binner, Gerardo Morales, Mauricio Macri, Elisa Carrió o Felipe Solá que repudie el accionar de la Cámara de Casación.
Por último
¿Recuerdan cuando la pitonisa Lilita decía que este gobierno no llega a diciembre?

jueves, 18 de diciembre de 2008

¡Apostatemos Ya!

Manifestemos nuestro rechazo a la intervención de la Iglesia Católica Argentina en la vida pública. Apostasía masiva en Argentina
Apostasía es la renuncia a la fe cristiana recibida por medio del bautismo. Es decir, la renuncia explícita y voluntaria a las creencias y dogmas de la Iglesia que, según la mitología cristiana, son recibidas en el bautismo por medio del Espíritu Santo, aunque en ese instante no se tenga conciencia de ello, ni se posea capacidad crítica para decidir si estará o no dispuesto algún día a abrazar voluntariamente dicha fe.

¿Por qué debería apostatar?
En nuestra sociedad, más por tradición y por presión social que por creencias personales, la mayoría de las personas se encuentran con que en su infancia fueron bautizadas, adscriptas a una confesión religiosa, por lo general la Iglesia católica, a una edad en que ni podían valorar el significado de ese rito, ni podían tomar sus propias decisiones, por lo que al alcanzar la edad adulta se encuentran perteneciendo activa o pasivamente a una confesión que ellos no han escogido, con la que no se identifican, que no les proporciona ninguna satisfacción y que indirectamente los perjudica (¿alguna vez pensaste el bien que podrían hacer los fondos destinados a la Iglesia católica si se dedicaran a la educación o a la ayuda social, o incluso a la ciencia?)
Para las personas que consideramos la libertad como un bien supremo, la adscripción de una persona a una confesión religiosa desde el momento mismo del nacimiento, sin intervención ninguna de su voluntad, es una infamia que sólo se mantiene en vigor a causa de una tradición, la discriminación, la presión social y el interés de la Iglesia en hinchar su número de fieles en las estadísticas con el fin de obtener mayores beneficios ligados a una supuesta representatividad social que no responde a la realidad.

¿Como Puedo apostatar?
Se rellena un modelo de carta/renuncia y se envía a la sede de la diócesis a la que pertenezca la parroquia donde recibió el bautismo, indicando en el exterior del sobre "Referencia: Apostasía" y adjuntando una fotocopia del DNI. Si se tiene, para facilitarles la gestión, se puede incluir una copia de la partida bautismal donde constará el nombre de la parroquia y la fecha exacta del bautismo. En Argatea disponemos de un modelo de apostasía, pero podés basarte en las razones que creas convenientes para renunciar a la Iglesia.

¿A dónde envío mi Apostasía?
En la web de Argatea podrás encontrar las direcciones e información sobre las diferentes diócesis de la República Argentina. Para hacer efectiva la apostasía, deberás enviarla a la parroquia donde fuiste bautizado con copia a la diócesis a la cual corresponde esa parroquia. Recuerda que según la Ley de Habeas Data estos tienen la obligación legal de responder a tus demandas en el plazo máximo de 5 días hábiles.
Más Información... http://www.argatea.com.ar/

lunes, 15 de diciembre de 2008

Dijo Gerardo Fernández

¿Y los pobres para cuando Presidenta?
Mucho 0 Km, mucha derogación de la tablita de Machinea, mucho mimo a un sector que con esa guita sólo va a comprar más teflón para cacerolearte en contra.
¿Y a los pobres sólo Pan Dulce a mitad de precio?

viernes, 14 de noviembre de 2008

¿Tabaré aprendiz de Cobos?

Aquellos que vivimos tantos años en Uruguay y conocemos el pensamiento de gran parte de su sociedad, y con tantos amigos que, desde aquí, sé lo que estarán diciendo del veto presidencial a la despenalización del aborto que aprobó el congreso uruguayo, no podemos más que sentirnos defraudados por un presidente que creíamos "progresista"; su propia fuerza política, el Frente Amplio, impulsó la ley que él terminó vetando... la "cletización" de la política llegó a las costas uruguayas.

"Que fiasco es el gobierno de Tabaré Vázquez... Tantas expectativas que teníamos quienes nos alegramos con el triunfo del Frente Amplio...
Luego de verlo amenazante con romper el MERCOSUR de la mano de George W. nos dio una nueva muestra de su conservadurismo dándole una estocada final a la Ley de Despenalización del Aborto que fuera aprobada por ambas cámaras del Congreso uruguayo. Las razones esgrimidas por Tabaré fueron "filosóficas y biológicas" sin aclarar mucho más al respecto. Es una desilusión porque hubiésemos esperado de un Presidente que se dice "Progresista", algún concepto teórico sobre el cual sustenta su decisión. ¡¡¡Vamos!!! Con el estado actual de la medicina, que hace operaciones de alta complejidad tecnológica (como transplantes, endoscopías, etc.), un aborto hecho en los primeros meses es apenas más complejo que una extracción de apéndice. Así que las razones biológicas no cuentan.

Hubiésemos entendido, por ejemplo, que argumente su veto por los daños psicológicos que puede causar el aborto cuando es tomado sin un buen asesoramiento. Pero no lo hizo. Tampoco dijo como detendrá los daños irreparables que ocaciona los abortos hechos en condiciones clandestinas que seguramente se seguirán haciendo.

Hubiésemos esperado que nos diga a partir de que momento del embarazo dejamos de hablar de células para hablar de un Ser Humano... Pero lamentablemente también nos privó a todos de ese debate.

Entonces, ¿cuáles fueron las verdaderas razones? Será acaso, que arrugó por las presiones de la Iglesia Católica que ya había amenazado con excomulgar a los Diputados y Senadores que votaran a favor de este Proyecto? ¿O será que el Vaticano amenazó con sacar sus ahorros de ese "paraíso fiscal"?

Una vez más ganó el conservadurismo en Sudamérica. Pero es un triunfo temporal, porque los cambios no los hacen los políticos sino la gente. Y nuestros hermanos yoruguas (que, sin dudas, hubiesen votado positivamente contra la despenalización en un Referéndum) seguramente volverán a la carga votando a un candidato que piense más en los problemas de la gente que en los del Poder Financiero".


Texto extraído de http://catanpeist.blogspot.com/

lunes, 10 de noviembre de 2008

¡Arancedo botón!

Para mis amigos y lectores les dejo esta joyita, porque en la ciudad no trascendió la noticia que el enviado de dios en Santa Fe monseñor Arancedo, el que se ve en la foto con bonete de payaso rodeado de algunas de sus posibles víctimas, se le ocurrió por apretar a los médicos para que denuncien a las mujeres que llegan a los hospitales con abortos inconclusos... por suerte los funcionarios provinciales le recordaron que los médicos están para atender y no para botonear; una más del club de sexagenarios célibes dictaminando sobre la vida sexual de todos.

martes, 28 de octubre de 2008

Sentimiento de Felicidad


Hace un año asumía como Presidente la compañera Cristina, y en su discurso inaugural había dicho que no le iba a ser fácil la tarea por su condición de mujer, y así es, no le está siendo fácil...

A los pocos meses "nuestros" patrones campestres, la clase alta Libertadora, los medios masivos y la clase media gorila le paralizaron el país.

Es decir, no le está siendo fácil a la Presidente gobernar porque tiene en contra a la mayoría de los medios de comunicación, la Iglesia católica, la oposición de izquierda, de derecha, de centro, los nuevos ricos menemistas, la derecha peronista, la Fuerzas Armadas, la "Saciedad Rural", en fin, los mismos cínicos de siempre
Y si la compañera Cristina tiene en contra a toda esta gente presumo que los está molestando...
y si esta gente está enojada, entonces yo soy feliz.

viernes, 17 de octubre de 2008

¡Minga son la Patria!

"Si estas basuras están invocando a un Ejército que torturó embarazadas, hizo desaparecer personas y cometieron cualquier tipo de atropellos, a mí me van a encontrar del lado de su enemigo, y cuando digo eso lo digo en todas las instancias", disparó el actor Raúl Rizzo en relación con los recientes dichos del vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Néstor Roulet.

Rizzo junto a su colega Juan Palomino se encontraban en la ciudad de Venado Tuerto poniendo en escena la obra "La tentación", referida a la historia del caudillo federal porteño Manuel Dorrego.
En ese marco, se enteró de las declaraciones que había hecho Roulet en la inauguración de la Expo Rural 2008, organizada por la Sociedad Rural de Venado Tuerto.

La nota fue emitida dentro de la programación del Canal 12 de esa ciudad y levantó fuertes controversias; más aún cuando se descubrió a un Rizzo visiblemente ofuscado con el sector agropecuario.

Roulet había expresado en la Expo que "el Ejército, la Iglesia y el campo son las tres instituciones pilares de la sociedad argentina y que a ellas debiéramos volver", tal como se lo señaló su maestra "en la escuela primaria".

¡Minga son la patria! Ofuscado hasta el hartazgo, Rizzo remarcó en el medio venadense: "Me tienen podrido estos tipos que no dicen bien qué es lo que quieren. Que digan que se quieren quedar con todo, así sabemos; porque me tienen rotas las pelotas con su discurso de que «son la patria». ¡Minga son la patria!, ellos sólo defienden su patrimonio, su sojita, su maicito y su triguito".

"Yo no creo que estos tipos vayan a modificar sus pensamientos (en alusión a los ruralistas que realizaron el lock out patronal agrario durante 120 días), porque en realidad tuvieron éxito mientras los medios los cubrían. Cuando dejaron de darles bola —como en el último paro— nadie habló de ellos, pero persisten en su postura", agregó el actor.

Luego, para echar más leña al fuego, recomendó: "Que se dejen de joder, porque la violencia no la tienen sólo ellos y que se dejen de romper las pelotas, porque les vamos a romper las pelotas nosotros. Son mis enemigos, y cuando digo mis enemigos lo digo en el amplio sentido de la palabra".

"Estos tipos se cagan en el resto de los argentinos y lo lógico sería que dijeran que se quieren quedar con todas las riquezas de todos", disparó el actor, ofuscado con los dirigentes agrarios.
Finalmente, Rizzo agregó que "todos pagamos impuestos, ¿y por qué ellos no? Yo como actor pago muchos impuestos y sin embargo no hago lo que hacen ellos".

"Quiero ser claro: como decía Joan Manuel Serrat, «yo con estos tipos tengo algo personal» y no los quiero", cerró.


Mientras tanto el pasquín santafesino mutis por el foro, claro, si su dueño Néstor Víttori es el referente de Carsfe, se me había olvidado.

martes, 30 de septiembre de 2008

Digo que yo no soy un hombre puro

Yo no voy a decirte que soy un hombre puro. Entre otras cosas falta saber si es que lo puro existe. O si es, pongamos, necesario. O posible. O si sabe bien. ¿Acaso has tú probado el agua químicamente pura, el agua de laboratorio, sin un grano de tierra o de estiércol, sin el pequeño excremento de un pájaro, el agua hecha no más de oxígeno e hidrógeno? ¡Puah!, qué porquería.
Yo no te digo pues que soy un hombre puro, yo no te digo eso, sino todo lo contrario. Que amo (a las mujeres, naturalmente, pues mi amor puede decir su nombre), y me gusta comer carne de puerco con papas, y garbanzos y chorizos, y huevos, pollos, carneros, pavos, pescados y mariscos, y bebo ron y cerveza y aguardiente y vino, y fornico (incluso con el estómago lleno). Soy impuro ¿qué quieres que te diga? Completamente impuro. Sin embargo, creo que hay muchas cosas puras en el mundo que no son más que pura mierda. Por ejemplo, la pureza del virgo nonagenario. La pureza de los novios que se masturban en vez de acostarse juntos en una posada. La pureza de los colegios de internado, donde abre sus flores de semen provisional la fauna pederasta. La pureza de los clérigos. La pureza de los académicos. La pureza de los gramáticos. La pureza de los que aseguran que hay que ser puros, puros, puros. La pureza de los que nunca tuvieron blenorragia. La pureza de la mujer que nunca lamió un glande. La pureza del que nunca succionó un clítoris. La pureza de la que nunca parió. La pureza del que no engendró nunca. La pureza del que se da golpes en el pecho, y dice santo, santo, santo, cuando es un diablo, diablo, diablo. En fin, la pureza de quien no llegó a ser lo suficientemente impuro para saber qué cosa es la pureza.
Punto, fecha y firma. Así lo dejo escrito.

Nicolás Guillén

Nicolás Cristóbal Guillén Batista nació el 10 de julio de 1902, en Camagüey, capital de la provincia cubana del mismo nombre, hijo del periodista Nicolás Guillén Urra y de su esposa Argelia Batista Arrieta. Su padre murió, a manos de soldados que reprimían una revuelta política, en 1917, y ello significó la ruina económica de la familia.
La madre, una mujer de carácter y valor, se encargó de la formación de sus hijos y de la dirección del hogar. El recuerdo del padre fue conservado siempre por el hijo, quien, muchos años después, en la década del cincuenta, lo evocaría intensamente en su "Elegía camagüeyana". Por lo demás, su familia tenía un determinado nivel cultural y social.En sus Páginas vueltas, de tono autobiográfico, Guillén ha contado: "Si se me preguntara a qué clase social pertenecía mi familia en aquella época, yo diría con toda seguridad que a la pequeña burguesía negra".
Fue un poeta mulato que confesó que su poesía era “la herencia de mi abuelo blanco y de mi abuelo negro”.
La obra de Guillén se caracterizó por reivindicar al negro oprimido e igualarlo con el hombre blanco. De esta manera llegó a lo que él mismo llamó “el color cubano”: ni negro ni blanco, mestizo, rasgo distintivo de toda Latinoamérica.
En 1983 recibió el Premio Nacional de Literatura de Cuba. La muerte, después de una larga enfermedad, lo encontró el 17 de julio de 1989.


Hurtado, sin que se me mueva un músculo de la cara, al taller LEER PORQUE SÍ, que siempre están queriendo compartir, entre tanta basura que encuentran en la red, textos que enriquezcan y nos hagan pensar y disfrutar. Visitalos

sábado, 20 de septiembre de 2008

No confiaría en tu dios ni aunque existiese

¡Cuánto sadismo, cuánta hipocresía, qué manera de vivir sumergidos en aguas viscosas, ácidas, putrefactas y malolientes! Condeno mil veces al cristianismo a pudrirse en el infierno que ellos mismos han creado. Les digo más, criaturas deformes, No confiaría en tu dios ni aunque existiese.

A propósito de la información que la justicia denegó la posibilidad de abortar a una niña de 12 años en Mendoza, violada por su padrastro.

"Pero si alguien es niña, si tiene doce años, si fue abusada y si está embarazada, probablemente tenga de sí misma y del mundo ideas distorsionadas, como está distorsionado el propio cuerpo con ese embarazo que no le tocaba, con eso que le fue impuesto con una violencia tan pasmosa que no podemos decir ni una sola palabra que la encarne. Esa violencia y sus legados pertenecen a un mundo del que no sabemos nada. Somos extranjeros de ese sufrimiento. Y entonces, un sí o un no, ¿qué significan? ¿A qué responden? ¿Qué le habrán preguntado a la niña mendocina? ¿Querés tener a tu bebito? O, ¿querés matar a tu bebito? O, ¿querés interrumpir tu embarazo? O, ¿querés que tu bebé siga creciendo adentro tuyo, así después lo cuidás y jugás con él? ¿Qué le habrán preguntado que la niña mendocina dijo que sí?
Es tan fácil andar castigando los cuerpos y las mentes ajenas, embanderándose con la religión católica y con sus preceptos sobre el ser persona del pre-feto de cinco minutos de vida. Es tan fácil llenarse la boca con el amor a la vida mientras se toma por asalto una habitación de hospital donde una niña de doce años se debate en el horror de sí misma y en los enigmas del destino. Es tan cruel y tan ciego cargar con la propia moral sobre una niña que es una niña, sobre esa niña a la que una violación y un embarazo no le han quitado su dignidad de niña, y por lo tanto no puede y no debería decidir sobre el irreversible paisaje de su propia vida, ya desarticulada de la felicidad, ya hundida en el horizonte de la maternidad a una hora que no es, de la forma que no es, con sentimientos que no son, y como resultado de un terrible recuerdo que ya lleva tatuado en la mente.
Las tribus fundamentalistas católicas se han dado un festival en Mendoza. No hay ningún atenuante para interrumpir un embarazo cuando el punto de vista es religioso. Ninguno. Ni doce años ni la violación de un padrastro. Un embarazo para esas tribus fundamentalistas y para los jerarcas del Vaticano que imparten las normas de las vidas que ellos no viven, ya no es un embarazo. Es un símbolo. Es una última trinchera tras la que resisten exactamente los mismos que dicen que el preservativo es inútil para prevenir el VIH, y desaconsejan su uso. Un embarazo es nada menos que el resultado justo de un coito. Es el propósito último que dispensa el deseo sexual y lo sublima. Por esa lente distorsionada se sublima hasta la perversión de un violador, si como resultado de la violación hay embarazo. Hay quien dijo que la peor de las perversiones es la abstinencia.
Pero no nos gobierna la Iglesia Católica. Si fuera así, tampoco habría divorcio. Apenas volvió la democracia, el debate sobre el divorcio también hizo salir a la calle a la reserva católica con fobia al mundo. Fue Santo Tomás, un ex libertino, el que designó a las cosas de este mundo como “inmundas”. Este mundo, se sabe, es el escenario en el que transcurre lo humano. En este mundo vivimos como podemos, hacemos lo que podemos, sufrimos lo que nos toca. Pero es necesario hacer visible la vara que mide nuestras inmundicias. El sexo no es inmundo; ni el sexo con amor ni el sexo sin amor son por sí mismos inmundos. Hay coitos inmundos, cómo no, así como hay abstinencias aberrantes. La Iglesia Católica puede dar fe del resultado aberrante de muchas de las abstinencias que patrocina. No es casual que los varios juicios que se llevan adelante en este momento contra sacerdotes católicos pedófilos tengan como víctimas no a niñas sino a varones. La faja de la represión suele abrirse con fuerza por el lugar más apretado. Las pulsiones humanas no pueden mantenerse fajadas, y estallan de las maneras más crueles cuanto más se ha querido aplastarlas.Las fanáticas pro vida que entraron a la habitación de hospital donde estaba internada la niña mendocina a la espera del aborto que había solicitado su madre y que le fue negado, esas brujas que entraron con sus folletos de fetos muertos y sus palabras terribles a convencerla de que no abortara, consiguieron lo que buscaban. Han ganado una batalla a costa de la vida de una niña de doce años. Se han engullido su futuro y sus emociones. Son caníbales.

miércoles, 27 de agosto de 2008

¡Una buena noticia!

Ante tanta intolerancia religiosa presente en nuestra sociedad me entero de una buena noticia en contra de la barbarie de militantes ultracatólicos que habían destruido obras de arte del artista plástico León Ferrari en una muestra expuesta en el Centro Cultural Recoleta en el año 2004.
Los personajes, adoradores de Bergoglio, deberán pagar $ 100.000 pesos a la Comunidad Homosexual Argentina y realizar trabajos comunitarios durante más de 2 años.

La decisión de "donar" el dinero a la CHA, corrió por cuenta de don León, porque "la CHA es una institución que va en contra de lo que piensa esta gente, en todas sus formas; y por la CHA en sí, que representa libertad sexual, y de opinión, por supuesto”.

Además responsabiliza al enviado de Dios en Argentina, Bergoglio, por todo lo que ocurrió durante esa exposición "el cardenal Bergoglio es en parte el principal responsable por incitación, porque dijo que yo era un blasfemo, mandó cartas criticando mi obra. Y como los chicos son tan religiosos"...

Vea mi amigo León, al leer sus reflexiones pensé que yo mismo hablaba y veo que no estoy solo en mi cruzada... no dejemos de ser quienes somos, si nuestra extraña condición nos ha hecho ponernos en contra de los fundamentalismos religiosos, agrupémonos para ayudarnos amistosamente a soportar la adversidad.

jueves, 14 de agosto de 2008

lo que faltaba...

Singular noticia levanta el pasquín vespertino dándole ridícula trascendencia, por supuesto siguiendo las directivas arzobispales; no vaya a ser que se pierdan más fieles y de paso no desaprovechar la oportunidad para seguir embruteciendo a la gente.
"Perro orina y deja imagen de Cristo" ahora resulta que el perro que meó parece que tiene cualidades de artista plástico en el chorro, sí señores, dejó la aureola con la imagen de Cristo. No sé que tendrá más valor, si el hallazgo del can meador o la imagen, que dicho sea, no se ve un pomo en la foto.
Pero ahí está, El Litoral, 90 años de periodismo comprometido; los Víttori y sus jugados periodistas publicando noticias estremecedoras, dignas de Crónica TV.
Por supuesto los fieles ya le prendieron velas a la meada; y monseñor Arancedo está pensando en celebrar una misa de Meo presente; y los mercaderes del templo aprovecharán para hacer su agosto, vendiendo botellitas con gotitas del Meo sanador y estampitas alusivas a San Can, todo sponsoreado por diario El Litoral, el diario de Santa Fe.

sábado, 9 de agosto de 2008

Asquito

No puedo dejar de autoflagelarme de cuando en vez, leyendo notas y opiniones de personajes a quienes le tengo cierto “asquito”; debe ser por aquello de, como decía un amigo, leer las opiniones del “enemigo” para que no te agarren desprevenido.
Encontré en el diario de “malaleche” Lanata... una nota al enviado de Dios en Argentina, don Bergoglio que, aprovechando su homilía en San Cayetano, dice:

“Nuestro Dios quiere que todos nosotros, buenos y malos, participemos de su alegría. Es lo único gratuito, lo único que no se compra, que no se vende y que no se deja coimear”

Quisiera recordarle a monseñor que antes de hacernos partícipe de la alegría de su Dios, con el que su iglesia mantiene en estado catatónico a tanta gente necesitada de creer en algo sobrenatural, vigile mejor a sus ministros, aquellos que no dejan pasar la oportunidad de enfiestarse con pibes, reunirse con terratenientes (tan lejos de los pobres) y seudogolpistas y, todos los años, organizan una colecta para repartir limosnas... ¿compra-venta y coimas? No dudo que sabe bien de qué se trata; a veces sus actos fallidos desnudan su mente asceta tan lleno de capas y telas santas.

Continúa, muy suelto de cuerpo don presbítero:

“Pedile perdón a Dios de las macanas que hiciste”

La verdad don Dios, no voy a pedirle perdón ¿quién es usted para pedirle perdón? además usted no existe; y si existe usted es un filho da puta, por permitir las miserias de sus sicarios, perdón Vicarios, representantes de usted en la tierra..

Monseñor Bergoglio, usted me da asquito... y San Cayetano, agarrámela con la mano...

miércoles, 6 de agosto de 2008

La clase media


A fuerza de ser sincero debo decirles que este escrito que está debajo de mis líneas, lo robé de internet, de un tal Alejandro Seselovsky; y también debo decir que lo modifiqué... tan sólo un poco, porque estaba casi perfecto; de no ser que se refería a la clase media porteña parece que se refiere a todo lo que me circunda; por eso, y con la debida disculpa a Alejandro, se lo dejo para que se relaman.

"Jamás, de ninguna manera, se me ocurriría mandar un poquito bien a la concha de su madre a la clase media Argentina. Inflo el pecho para decirlo: Mi Clase Media. La que ahora se siente satisfecha de sí misma cuando boquea con suficiencia su nueva y tan saludable proclama: ¡Qué bien Cobos! La clase media que puteaba a los piqueteros del hambre porque la hacían llegar tarde a la terapia y que ahora se compra la banderita y va al acto del campo para sentirse solidaria, para sentirse una hermana federal. La que lee El Litoral en los barcitos de la peatonal y que siente que Grondona ya fue, pero qué bien este Joaquín Morales Solá, cómo piensa. La que de ninguna manera se espanta con los negros que llegan en carritos del borde oeste pero en el fondo preferiría que hubiera menos carros, menos negros y de paso menos borde oeste. Así, de un plumazo, que no hubiera: por qué tiene que seguir habiendo. La que putea a los chicos del call center cuando el celular no le manda bien los mensajes de texto. La clase media que en el 95 votó a Menem porque se quería seguir yendo a Nueva York con los 1000 pesos de su salario dolarizado mientras rosarinos desclasados carneaban vacas sobre la avenida Circunvalación o neuquinos expulsados de sus empleos tras la privatización de YPF cortaban caminos en Cutral Có, pero que cuando le tocaron los plazos fijos sintió que lo que le estaban tocando era el culo, y salió a cacerolear porque con el hambre de gente que vive en esos taperíos no sé, pero con los plazos fijos no se jode.

Esa mezquina, desmemoriada, garca, egoísta, autoindulgente, vigilante y un poco bastante gallina clase media que se indigna con la marca de la cartera de nuestra señora presidenta, que ve allí, en esa exaltación del consumo por el que muere mil veces, los grandes males de la patria. Y entonces se sube con la virgencita a gritar Argentina, Argentina y le estampa un beso a Luciano Miguens y le agradece por defendernos del gobierno que le cae mal: cuestión de piel, ¿viste? Nos cae mal.

La clase media vecinalista que está pensando en los destinos del país y que cree fervientemente que nos vamos a ir para arriba el día que saquen a patadas en el culo a todos los limpiavidrios de la ciudad, porque te rayan el auto y el auto de la clase media es la proyección de un ser supremo nacional, incluso por encima de los plazos fijos, fíjense.

En el 82 llenó la plaza porque creía en sus generales y en que la guerra era una guerra ganada y en 2004 le firmó las papeletas al ingeniero Blumberg porque creía que de verdad era ingeniero y que iba a terminar con la inseguridad, esa cosa mala que inventaron los pobres y sobre la cual la clase media no siente que tenga ninguna responsabilidad social, por qué iba a tenerla.

Supongo, que será el destino divino, tan fino, tan occidental y cristiano. Cosmopolita y parisino.

Nací y crecí en esa clase media. La clase que se siente bien de sí misma porque no se mete en política, nunca se ha metido, siempre fue antiperonista. A esa clase le conozco sus clubes y sus colegios privados, caros, exclusivos y tan católicos. Yo soy ella, así que no, jamás. Mandarla a la concha de su madre. ¡Cómo se me va a ocurrir!"

lunes, 21 de julio de 2008

Qué país


Por Eduardo Aliverti

Lo que pasó el jueves no pasa en absolutamente ningún lugar de este mundo. Es válido empezar por ahí, porque sirve de referencia para el análisis global.

Que un vicepresidente vote en contra de su gobierno; que lo haga a seis meses de iniciado éste; que lo ejecute en una instancia crucial para la suerte de la fuerza que integra; que no sólo no haya tenido la ética de renunciar, sino que porte la amoralidad de decirle a su compañera de fórmula que aquí no ha pasado nada y que quiere seguir a su lado hasta el 2011; que el conjunto de los periodistas de la Patria Mediática, siempre horrorizados por la prostitución ideológica de “los políticos” y alucinados con Borocotó hasta ayer nomás, rescate casi sin eufemismos los huevos que tuvo Cobos... Borges y Groucho Marx hubieran quedado boquiabiertos. Haber cruzado este límite surrealista es la pauta de la monumentalidad de los errores del Gobierno y de la magnitud del enemigo. Dijo un funcionario kirchnerista: “La primera vez que tocamos intereses concretos del poder, del poder real, lo único que se nos ocurrió fue enfrentarlos con el bombo y la marcha peronista. Así que nos pasó lo que nos tenía que pasar”.

Esa primera persona del plural es un elemento muy interesante. De qué hablan algunos cuando hablan de nosotros. Y de qué hablamos muchos de nosotros cuando nos referimos a ellos. Cuando desde el oficialismo citan el nosotros, lo hacen munidos de un sentido marcadamente excluyente, que se reserva la apropiación pero sobre todo las consecuencias de toda victoria, derrota, disposición o gesto político. Esa es en verdad la soberbia preocupante. Ese desprecio acerca de que las decisiones que toman, o la forma de implementarlas, no los afecta solamente a ellos, sino al grueso de quienes ellos dicen representar con dirección progresista. Y en analogía, tras el Waterloo del jueves, se escucha a muchos progres que pasan la factura por el número de estropicios oficialistas. Todo lo que se reprocha es cierto. Que se jodan por aliarse con radicales, que tienen el invicto histórico de terminar, siempre, traicionando. Que se jodan por haber apostado a la estructura mafiosa de los barones del conurbano. Que se jodan por no haber abierto el juego por afuera del PJ. Que se jodan por la admirable ingenuidad de mandar el proyecto al Congreso. Que se jodan por apoyarse en la burocracia de la CGT y no darle personería a la CTA. Que se jodan por su estilo capanga de conducción. Que se jodan por no profundizar la afectación de otros bloques de la clase dominante y acabar sin pan y sin torta. Todo correcto. Pero resulta que a la par del kirchnerismo se jodió, precisamente, la muy tibia posibilidad de seguir avanzando en un modestísimo proceso de pequeños cambios que es, al fin y al cabo, el paso tolerable para esta sociedad. Ahora la salida es posible claramente por derecha, por lo peor de la derecha, y lo que se jodió está lejos de ser sólo el kirchnerismo. ¿Dónde ponemos el no- sotros, entonces, y dónde el ellos?

Alguna parte de esa lógica de escupir para arriba, sin reparar o sin que importe que el salivazo caiga en un radio mucho más amplio que el de origen, tal vez les quepa a algunos de los que hoy creen, de buena fe, que el jueves ganó “la democracia”, o “la moderación”, o “el consenso”. O la buena fe, justamente. Alguien, pocos, varios de quienes no soportan a este Gobierno, o de quienes frente al conflicto puntual decidieron estar enfrente, deben haber dudado del sincero corazón de Cobos cuando a las pocas horas de votar se trepó al auto para recoger la adhesión chacarera. Debe ser un hallazgo o hecho psicológico de fuste que al rato de vivir el momento más difícil de la vida uno ande feliz por las rutas argentinas, mostrándose para la foto. Tiene que haber generado algo en la gente de buena fe verlo a Llambías cantando la marcha peronista con Luis Barrionuevo (igual que verlo a Saadi votando el proyecto oficial, nadie dice lo contrario). Alguno debe haber capaz de conmoverse un poquito por haberle llamado “dictadura” al único oficialismo del mundo cuyo vicepresidente le vota en contra y lo hiere de muerte, quizás, porque terminó siendo que semejante dictadura es tan torpe que ni siquiera tenía información de lo que podría ocurrirle en el Congreso.

Cupo recordar por estos días una definición de Gramsci: Es hegemonía cuando una clase, o fracción de una clase, logra convencer al resto de las clases, o fracciones de clase, de que sus intereses particulares son los intereses generales. Eso, exactamente eso, es lo que acaba de (volver a) consumarse en la Argentina. Pero no en la madrugada del jueves. Y ni siquiera desde marzo último, cuando en la conjunción de los desatinos gubernamentales, y el aprovechamiento de ellos por parte de la fracción gauchócrata-mediática, comenzó a tejerse el entramado que Julio Cobos coronó con la teatralización de su cinismo supremo. Esto viene y se repite desde hace más de 30 años. Es la victoria de las patronales de los milicos. Son los 30 mil desaparecidos para que se haya logrado juzgar y encarcelar a los genocidas, pero no revertir la fenomenal derrota política que supone el terror de las clases medias y populares a cualquier vía de tímidos cambios alterativos del humor de los privilegiados. Cobos y los pusilánimes que priorizaron sus hectáreas, sus chacras, la tranquilidad del vermucito y la siesta cuando vuelven al pago, la defensa falsa del funcionamiento institucional para que la coreografía periodística los ampare, traicionaron acuerdos políticos de circunstancia. Fueron infieles, pero no desleales. Debajo de la superficie –o bien arriba, en realidad– respetaron a rajatabla su cuadro de valores ideológico: no apartarse jamás de los que estarán siempre, de los que tienen la plata del poder verdadero. Los demás van y vienen, llámense Kirchner o como sea. Los Llambías y los Miguens no. Ellos están siempre. Ellos y el tilingaje que quiere ser como ellos y nunca lo será. Los pobres y el medio pelo que piensan con la cabeza de los ricos son el reaseguro de esta gente.

Ganaron otra vez, aunque en esta oportunidad no corresponde felicitarlos porque la mayor y mejor parte del trabajo la hizo el Gobierno. Les resta la rearticulación de sus fuerzas políticas y entronizar al Menem Blanco, que bien podría ser el propio Cobos, ahora que es el héroe nacional de la gran familia argentina. Los rentistas agrarios, los periodistas del sentido común, la Sociedad Rural, Lilita, Monsanto, las patrullas troscas que les proveen cotillón, Duhalde, los radicales, Macri. Es eso. No hay comandos civiles, ni grupos de tareas ni ninguna de las afiebradas fantasías con las que Kirchner tiró sus últimos manotazos.

El golpe es la repetición de la derrota cultural. Ese sí. Terminan de concretarlo. Que cada quien se haga cargo de la parte que le toca.

martes, 1 de julio de 2008

Perón y su influencia en el Rock

En un aniversario más de la muerte del General, no tuve mejor idea que ofrecerles este genial video de Peter Capusotto y la influencia de Perón en el Rock Nacional....
¡Salud General! y que lo disfruten.

martes, 10 de junio de 2008

"Hoy paso el tiempo, demoliendo hoteles"...

"No me sorprendió tu nueva caída en las garras de la droga. Pero me repugnó el tratamiento de algunos medios empeñados en mostrar todas tus caídas o fallas. Señores de Clarín, quiero que recuerden que Charly García es el músico mas genial que dio en años nuestro país; que cuando actuó para las Madres siempre fue con respeto; llegó a horario; esperó en el escenario y cuando fallaron los micrófonos los cambio por otros sin hacer ningún gesto que demostrara fastidio".

"Para los que quieran recordar la foto de hace un año, entre las Madres en el escenario, besando mi panza, esa imagen solo la publicó Página 12, para los otros medios no vendía como ésta ultima en la camilla. Pero la basura no cuenta. Los que te queremos y respetamos estamos dispuestas a ayudarte, a darte una mano todas las veces que necesites".

"Te seguimos necesitando, esperamos tus nuevas genialidades, quiero verte en tu casa escuchando música y dirigiendo con esa pasión. Por vos y todos nosotros, tratá de salir de estos callejones ¡Dale Charly, hacé fuerza!".

Carta de la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, a raíz de los incidentes protagonizados por Charly García en Mendoza.

martes, 27 de mayo de 2008

La patrona y la empleada doméstica

"Lo que el 25 de Mayo se amuchó en Rosario es una expresión inigualable del pensamiento más reaccionario de esta sociedad, en algunos casos representado por los grupos tradicionales del privilegio; en otros por la inconsciencia social de sectores medios, urbanos y campestres, unidos bajo la bandera del individualismo pequeño burgués y la genética gorila; y en otros por el oportunismo político de liberales y hasta de tribus que se dicen de izquierda. Si se le agrega que se les sumó la Iglesia, sólo que con el cinismo de vías indirectas, el cartón está lleno salvo por un casillero faltante que es la buena noticia: no hay partido militar".

lunes, 19 de mayo de 2008

Esa gente...

Los K pueden tener, y tienen, todas las insuficiencias ideológicas que se quiera, además de defectos operativos.
Pero lo que tienen enfrente da ganas de vomitar.
Gente que en nombre de sus chacras habla de que hay una dictadura civil, que se pone la escarapela por una tonelada de soja, que se horroriza por el vestuario presidencial pero no por cómo los agronegocios se copulan a la Argentina.
Esa gente.
Ese De Angeli que los medios ponen en cadena nacional cada vez que pega cuatro gritos disfónicos, y que como buen gaucho desclasado verbalizó que lo único que le importa es volverse a trabajar a su campito.
Esa Carrió, que encontró el sentido de su vida en las predicciones catastrofistas que mezclan la moral del Che Guevara con los intereses de Luciano Miguens.
Esas conchetas teflonarias, y esos hijos de sojeros que ocupan el inmobiliario especulativo urbano con la plata que les giran los campestres que dicen que el campo no da más.
Esos piqueteros pero blancos, como dijo el vice de la Rural.
Esa gente que irrumpe desde el trazado histórico de este país al lado de Roca, de Uriburu, de la Libertadora, de Onganía, de Martínez de Hoz, de Videla, de Menem.
Esa gente.

lunes, 12 de mayo de 2008

Niñas rebeldes y putas azarosas


Si Evita hubiese sido una señora de la oligarquía, ninguno de estos machistas, de estos tipos llenos de odio por los que llegan desde abajo, por los que ocupan los lugares que no deben, le habrían dicho nada.
Lo mismo con Cristina Fernández y sus carteras o sus relojes.

¿Alguien imagina posible que se le cuestionara a Victoria Ocampo tener una casona tan opulenta en las Barrancas de San Isidro? ¿Alguien le dijo algo a Marcelo T. de Alvear por las joyas de su suntuosa mujer, Regina Pacini?

Lo que subyace es lo siguiente: la oligarquía tiene lo que tiene porque tiene "derecho" a tenerlo.
"Los campos no se compran, se heredan" le dice Elina Colomer a Juan Duarte en "Ay Juancito".
Y no solo derecho, también sabe cómo usarlo. A la oligarquía le cae bien ser rica, rumbosa. A los otros, a los que carecen de linaje, el lujo sólo les sirve para revelar su ambición. "Quieren ser lo que no son".

Escribe Ghioldi: "Este furioso e incontenible amor al lujo pone al descubierto el escondido móvil que condujo su vida azarosa" (Américo Ghioldi, El mito de Eva Duarte, Montevideo, octubre 1952). Que perfecto canalla: lo de "vida azarosa" significa "puta". Una señora "bien" no tiene "vida azarosa". Y si Victoria Ocampo la tuvo, fue por su "rebeldía". Las niñas de clase alta si son "azarosas" es porque son "rebeldes", "curiosas", "inquietas" y por fin, "poetas".

Si Evita es "azarosa" es porque anduvo pasando de una cama a la otra, no de Roma a Paris y de Paris a Londres. ¿Porqué nunca se ha dicho nada de Regina Pacini de Alvear? Era, al cabo, una prima donna, era portuguesa, pero era una cantante lírica. Una cosa son Verdi, Puccini y Wagner y otra una chica de Los Toldos que apenas si cantaba La Cumparsita.

Pero tampoco es lo esencial.

Lo que importa es esto: "Su figura (la de Alvear) respondía a 'una cierta idea de país' agropecuario, grandioso, bucólico, pacífico, que debía proyectarse al ritmo de las grandes republicas democráticas que él había conocido y admirado en sus largas residencias en Europa" (María Sáenz Quesada, La Argentina, historia del país y de su gente , Sudamericana, Buenos Aires, 2001, pag. 478).

Alvear era un sibarita, le gustaba la buena vida, la vida de la noche, fue presidente del Jockey Club, hizo deportes, fue el perfecto bon vivant y, como buen enamorado del amor que era, se casó con la prima donna, con Regina Pacini.

"Esto fue juzgado como una nueva locura de Alvear por la pacata sociedad tradicional que perdía con esta boda a un soltero codiciable. Ella dejó su profesión. Formaron un buen matrimonio dentro de los cánones de la época; residieron mucho tiempo en Paris y se vincularon con gente refinada" (Sáenz Quesada, ibid. pag.479).
¿No es un cuento de hadas? No creo que nadie le haya cuestionado a doña Regina Pacini de Alvear nada de lo que se pusiera encima. A lo sumo, las conchetas solteras le recriminaron que les robara "a un soltero codiciable". Hay cosas que repugnan.

Hay un odio de clase en este país. Hay un siempre renovado cholulismo por la "gente bien", por la aristocracia, por los dueños de la tierra o por las señoras de clase.

Y, si acaso, eso ha disminuido (se me dirá que la oligarquía no está en su apogeo, y es cierto), lo que no disminuyó, es el resentimiento contra el que vino de abajo, con el que usa lo que "por naturaleza" no le pertenece.
Si alguien quiere criticar a Cristina Fernández, que critique su política, pero que no utilice para hacerlo, la cartera o los zapatos que usa. Lo hicieron con los vestidos de Dior de Evita aunque, se sabe, después los cambió por el traje sastre y el rodete de la militante.

Pero, ¿por qué no los ofende la riqueza de los herederos? Al cabo, los que llegaron a lo alto algún esfuerzo tuvieron que hacer. Tuvieron que ganárselo. Por eso se les dice ambiciosos, trepadores.
O, como dice el miserable de Ghioldi de Evita, "furioso e incontenible amor al lujo". Los que viene de abajo no heredaron nada: se lo tuvieron que ganar todo. A los otros les cayó de arriba.

Si viene la reina Sofía o la princesa de donde sea, se les rinden tributos y hablan de su elegancia. A Lady Di nadie jamás le dijo que se vestía lujosamente: admiraban su buen gusto. Nadie le dijo que revolvía demasiadas camas con demasiados amantes: le gustaba ser libre, ser la rebelde de la Corona. Puta, jamás.
Concluye Ghiodi: "Corta de inteligencia, deficiente de cultura y sensibilidad femenina, ignorante de las relaciones morales y civiles de los hombres, sin autocrítica, sin carga de escrúpulos de conciencia, falta de gusto, Eva Perón ingresa a la historia como una leyenda plantada en el mentidero argentino" (Américo Ghioldi, ibid. pag. 49).

En cambio, Mary Main, la autora del libro que inspiró la opera rock que indignó al país, termina su libro diciendo: "Por otra parte, aquellos que inicien la tarea (de recuperar al país) no deberán subestimar la influencia que 'Santa Evita' ejerce en los corazones simples y las almas sencillas. Influencia que puede ser fortalecida y no debilitada por la muerte. Y que desaparecerá, no por medio de leyes y decretos, sino con ilustración, democracia y libertad" (Mary Main, The woman of the Whip (La mujer del latigo) Nueva York, 1952, pag. 199).

A Evita y al peronismo , en cambio, los "libertadores" los quisieron desaparecer con el decreto 4161 y a Evita, sin mas, la desaparecieron. Tanto miedo le tenian a su cadáver. Sabían que el pueblo la amaba.
No el "lumproletariat" de Ezequiel Martínez Estrada. No la "chusma" de la oligarquía. O los obreros incultos, barbáricos de Ghioldi. Sino eso que Mary Main, cálidamente, llama "los corazones simples y las almas sencillas".
O sea las almas y los corazones que amaba Tolstoi.
José Pablo Feinmann

viernes, 2 de mayo de 2008

"Prohibido prohibir"...

El “mayo francés” comenzó en París el 3 de mayo de 1968. Todo se inició con una serie de huelgas estudiantiles en numerosas universidades e institutos de París, seguidas de confrontaciones con la universidad y la policía.

Mayo del 68 fue el hecho en el que se juntaron todos los síntomas del malestar que arrastraba la sociedad francesa. De una parte, la nueva conciencia social de determinados sectores de las clases medias que fueron atraídas por las tesis tercermundistas desde el conflicto de Argelia (1954-1962), y que habían encontrado su proyección en la guerra de Vietnam. Por otra, el creciente distanciamiento de amplios sectores de la sociedad francesa, respecto del régimen paternalista, y con fuertes ribetes autoritarios del general Charles De Gaulle.

En Francia, diez millones de obreros iniciaron una de las huelgas más importantes de su historia y algunos grupos se apoderan de las fábricas. De inmediato recogieron la simpatía de la mayoría, con una franca adhesión de la intelectualidad y fundamentalmente de los jóvenes. Muy pronto, el país se manifestó, como si quisiera sacarse de encima un corcet de autoritarismo. El mundo entero fue conmovido por la magnitud que tomó el movimiento de protesta.

En nuestro país, el 15 de mayo del año siguiente, como un calco, un hecho similar tomó el nombre de “el cordobazo”. El primero sacudió al general Charles De Gaulle. El segundo hizo tambalear al gobierno “de facto” del general Juan Carlos Onganía.

Ese mayo del 69, estudiantes correntinos protestan por la privatización de los comedores estudiantiles y muere baleado el estudiante de medicina Juan José Cabral. Inician huelgas los metalúrgicos cordobeses y todo el país se solidariza con los estudiantes correntinos.

El día 29 en Córdoba se inician enfrentamiento de inusitada violencia entre policías y manifestantes. La población toma un sector de la ciudad que tiene por epicentro el Barrio Clínicas y entonces interviene el ejército y la aeronáutica. Veinticuatro horas después estas fuerzas controlan la situación: queda un saldo de 14 muertos y más de 100 heridos.


LOS GRAFFITIS

"Las paredes tienen orejas. Vuestras orejas tienen paredes"
"La barricada cierra la calle pero abre el camino"
"Viole su alma mater"
"No es el hombre, es el mundo el que se ha vuelto anormal (Artaud)"
"La burguesía no tiene más placer que el de degradarlos todos"
"Decreto el estado de felicidad permanente."
"Prohibido prohibir. La libertad comienza por una prohibición."
"Heráclito retorna. Abajo Parménides. Socialismo y libertad."
"¡Franceses, un esfuerzo más! (Marqués de Sade)"
"Un policía duerme en cada uno de nosotros, es necesario matarlo."
"La imaginación al poder."
"Olvídense de todo lo que han aprendido. Comiencen a soñar."
"Desabrochen el cerebro tan a menudo como la bragueta."
"La voluntad general contra la voluntad del general."
"No se encarnicen tanto con los edificios, nuestro objetivo son las instituciones."

Soyez réalistes, demandez l'impossible.
Sean realistas: pidan lo imposible.
Sous les pavés, la plage.
Bajo los adoquines, la playa.
Oubliez tout ce que vous avez appris. Commencez par rêver.
Olvídense de todo lo que han aprendido. Comiencen a soñar.

viernes, 25 de abril de 2008

Carta al Papa


No eres tú el confesionario, ¡oh Papa!, lo somos nosotros; compréndenos y que los católicos nos comprendan.
En nombre de la Patria, en nombre de la Familia, impulsas a la venta de las almas y a la libre trituración de los cuerpos.
Entre nuestra alma y nosotros mismos, tenemos bastantes caminos que transitar, bastantes distancias que salvar, para que vengan a interponerse tus tambaleantes sacerdotes y ese cúmulo de aventuradas doctrinas con que se nutren todos los castrados del liberalismo mundial.
A tu dios católico y cristiano que - como los otros dioses - ha concebido todo el mal:
Te lo has metido en el bolsillo.

Nada tenemos que hacer con tus cánones, index, pecados, confesionarios, clerigalla; pensamos en otra guerra, una guerra contra ti, Papa, perro.
Aquí el espíritu se confiesa al espíritu.
De la cabeza a los pies de tu mascarada romana, triunfa el odio a las verdades inmediatas del alma, a esas llamas que consumen el espíritu mismo. No hay Dios, Biblia o Evangelio, no hay palabras que detengan al espíritu.
No estamos en el mundo. ¡Oh Papa confinado en el mundo!, ni la tierra ni Dios hablan de ti.

El mundo es el abismo del alma, Papa contrahecho, Papa ajeno al alma; déjanos nadar en nuestros cuerpos, deja nuestras almas en nuestras almas; no necesitamos tu cuchillo de claridades.

miércoles, 2 de abril de 2008

los cincuenta


Creo que fue Leonardo el que afirmó que a los 50 años uno tiene la cara que se merece. Sobre ella han ido, lenta pero inexorablemente, dejando sus huellas los sentimientos y las pasiones, los afectos y los rencores, la ilusión, los desencantos, las muertes que vivimos o presentimos, los otoños que nos entristecieron o desalentaron, los amores que nos hechizaron, los fantasmas que nos visitaron (de muertos en los sueños, de personajes que nos arrastran, y también de los enmascarados de nuestra propias ficciones, que al mismo tiempo nos expresan y traicionan).
Esos ojos que revelan con sus lágrimas las tristezas, esos párpados que se cierran por empecinamiento o por despiedad, esas cejas que se contraen por inquietud o por extrañeza o que se levantan por interrogación o duda, esas venas que se hinchan por rabia o sensualidad, van delineando, arruga tras arruga el diseño que finalmente el alma imprime sobre esa carne sutil y maleable de nuestro rostro. Revelándose así según esa fatalidad del alma, que sólo puede existir encarnada y manifestándose a través de esa materia que es su prisión y a la vez única posibilidad de existencia.
Sí, aquí la tienen, con cruel y delicada exactitud, como un condenado entre rejas, mi propio espíritu, el rostro con que observo el universo.
Gracias Sábato.

lunes, 24 de marzo de 2008

El golpe está vivo


En cada idiota que pide mano dura para acabar con la inseguridad urbana, como si las causas del delito no fueran estructurales y, otra vez, se tratase de arreglar las cosas a sangre y fuego, el golpe está vivo.

En el registro de que no hay una clase dirigente de edad intermedia con cojones y eficiencia patrióticos, porque desaparecieron y asesinaron a los mejores cuadros técnicos y militantes, el golpe está vivo.

En el atraso científico y tecnológico de la Argentina, porque una enorme porción de sus hombres más brillantes no tuvo otra ruta que un exilio del que la mayoría no volvió, el golpe está vivo.

En los estúpidos que confunden a los piqueteros con el enemigo, como se lo confundió hace 32 años, el golpe está vivo.

En esos amplios sectores desconcientizados de la clase media, que después de fantasear con las divisas baratas y los viajes al exterior del cuarto de hora milico volvieron a hacerlo con el amanuense milico Domingo Cavallo, y que volverían a equivocarse una y otra vez, el golpe está vivo.

En los periodistas y en los grandes medios de comunicación apologistas del golpe, intelectuales del golpe, escribas del golpe, y capaces de no ensayar ni tan sólo un atisbo de arrepentimiento en 32 años, el golpe está vivo.

En las cúpulas eclesiásticas que bendijeron las armas y las torturas y las descargas de 220 voltios en la vagina de las embarazadas, tan preocupados los monseñores y su séquito de miserables por el derecho a la vida, el golpe está vivo.

En las mafias policiales, que no reconocen su origen pero sí su desarrollo en aquellos años de repartir el botín de las casas de los secuestrados, el golpe está vivo.

En los votos a Rico y a Patti; en los votos a los candidatos empresarios que vieron crecer sus empresas en la dictadura, gracias al extermino de las luchas sindicales y a los negocios con los asesinos; en los votos a todas las crías milicas disfrazadas de intendente, diputado o senador, el golpe está vivo.

En la explotación agropecuaria concentrada en unas pocas y monumentales manos, el golpe está vivo.

En cada oprimido que reproduce el discurso del opresor, en cada pobre y en cada pobre diablo que se enfrenta con otro pobre y con otro pobre diablo, el golpe está vivo.

* Fragmento nota de Eduardo Aliverti

miércoles, 12 de marzo de 2008

Maravillosa anédocta



¿No les asombran aquellas personas que muestran la brillante habilidad para decir las cosas o responder con frases a la velocidad del rayo? Voy a dejarles una de las anécdotas más brillantes que he leído y que tuvo como a uno de sus protagonistas a Jorge Luis Borges, mostrando cómo la sorpresa que produce un agudo ingenio, puede atravesar ideologías y sentimientos merced a su velocidad ipso-fáctica.

“Tiempo atrás, cuando Perón y Borges vivían y disentían públicamente, había un joven muy peronista militante dispuesto a todo, que odiaba mucho al segundo, al que consideraba un enemigo de la patria y un aliado a la oligarquía. Sucedió un día que el joven militante ultraperonista viera a su odiado enemigo solo, esperando que alguien lo cruzara por una avenida muy transitada. Se acercó con una terrible idea en la cabeza, pensó cruzar al ilustre ciego y abandonarlo a su suerte en medio de la avenida. Se acercó, tomó el brazo de Borges y le dijo:
- ¿Me permite maestro? y comenzaron a cruzar lentamente hacia la otra vereda.
Tal como lo había pensado, en medio de la avenida, comenzó a soltarle el brazo al tiempo que le decía con un tono de voz socarrón:
- ¿Sabe una cosa Borges? Yo soy peronista.
Al toque el maestro le respondió:
- No se preocupe muchacho, yo también soy ciego.
Contó luego el muchacho, que por supuesto terminó de cruzarlo, que nunca dejó de ser peronista, pero que desde ese día también fue borgista.”


No es buen negocio para un peronista contar esto, pero creo que el humor supremo mejora la especie.

lunes, 3 de marzo de 2008

Don Albert





"No puedo imaginarme un dios que premia y castiga los objetos de su creación, cuyos propósitos están moldeados en los nuestros; un dios, en pocas palabras, que no es más que un espejo de las flaquezas humanas. Tampoco puedo creer que el individuo sobrevive la muerte de su cuerpo, aunque los espíritus pusilánimes alberguen esas creencias por temor o por ridícula egolatría."

Albert Einstein fue disléxico, tocaba el violín y decía pensar con imágenes. Por otro lado fue Premio Nobel de Física por su teoría del efecto fotoeléctrico, y no por la Teoría de la Relatividad, pues en esa época era considerada controvertida por parte de muchos científicos.

jueves, 21 de febrero de 2008

Apoyo a la Disolución Obispado Castrense - ArgAtea




Baseotto, ex cura militar
echado por el gobierno

Los miembros de la Asociación Civil de Ateos en Argentina (ArgAtea) queremos expresar nuestro apoyo a la iniciativa gubernamental -difundida por diferentes medios- de disolver el llamado "Obispado Castrense".

Los ateos de la Argentina abogamos por la profundización de un Estado Laico como reaseguro del respeto a la diversidad cultural que caracteriza a nuestro país.

Las Fuerzas Armadas y de Seguridad de la Nación no pueden responder a las prerrogativas o mandatos de la Iglesia católica ni de ninguna otra institución o autoridad que no sean las emanadas de la Constitución Nacional y de la elección popular.

La penetración ideológica de la Iglesia Católica en las Fuerzas Armadas y de Seguridad ha significado en los últimos 100 años: bendición de golpes de estado; silencio institucional frente a la detención ilegal y desaparición forzada de personas; participación de sus miembros en sesiones de tortura y en robo de niños.

Rechazamos la pretensión de la Iglesia Católica de utilizar al Estado –y en este caso a sus Fuerzas Armadas- como herramienta para controlar a su feligresía y para ofender o perseguir a quienes no comulgan con sus creencias.

Celebramos la iniciativa de Disolución del Obispado Castrense como un paso más de los muchos necesarios para profundizar la Separación de la Iglesia y el Estado base necesaria para Estado Argentino laico. Éste es el que mejor se adecua a una democracia inclusiva, pluralista y exenta de todo tipo de discriminaciones.

Este es un gran paso hacia la libertad de pensamiento en un lugar donde no la había.


Efectiva Separación de la Iglesia y el Estado



Asociación Civil de Ateos en Argentina, ArgAtea

domingo, 17 de febrero de 2008

La Patria


A 24 años de la muerte de Julio Cortázar (12 de febrero de 1984), desempolvé este escrito, que me enviaron por carta (todavía existían), obsequio de un buen amigo de cuando vivía en Uruguay; pertenece a un ciclo de poemas iniciado por Cortázar en 1950 que se publica en 1955 con el título “Razones de la cólera”.

Esta tierra sobre los ojos,
este paño pegajoso negro de estrellas impasibles,
esta noche continua, esta distancia.

Te quiero, país tirado más abajo del mar, pez panza arriba,
pobre sombra de país, lleno de vientos,
de monumentos y espamentos,
de orgullo sin objeto, sujeto para asaltos,
escupido curdela, inofensivo puteando y sacudiendo banderitas,
repartiendo escarapelas en la lluvia, salpicando
de babas y estupor canchas de fútbol y ringsides.

Pobres negros.
Te estás quemando a fuego lento, y donde el fuego,
donde el que come los asados y te tira los huesos.
Malandras, cajetillas, señores y cafishos,
diputados, tilingas de apellido compuesto,
gordas tejiendo en los zaguanes, maestras normales, curas,
escribanos, centrofordwards, livianos, Fangio solo, tenientes
primeros, coroneles, generales, marinos, sanidad, carnavales,
obispos
bagualas, chamamés, malambos, mambos, tangos,
secretarías, subsecretarías, jefes, contrajefes, truco,
contraflor al resto. Y qué carajo,
si la casita era su sueño, si lo mataron en pelea,
si usted lo ve, lo prueba y se lo lleva.

Liquidación forzosa, se remata hasta lo último.
Te quiero, país tirado a la vereda, caja de fósforos vacía,
te quiero, tacho de basura que se llevan sobre una cureña
envuelto en la bandera que nos legó Belgrano,
mientras las viejas lloran en el velorio, y anda el mate
con su verde consuelo, lotería del pobre,
y en cada piso hay alguien que nació haciendo discursos
para algún otro que nació para escucharlos y pelarse las manos.

Pobres negros que juntan las ganas de ser blancos,
pobres blancos que viven un carnaval de negros,
qué quiniela, hermanito, en Boedo, en la Boca,
en Palermo y Barracas, en los puentes, afuera,
en los ranchos que paran la mugre de la pampa,
en las casas blanqueadas del silencio del norte,
en las chapas de zinc donde el frío se frota,
en la Plaza de Mayo donde ronda la muerte trajeada de Mentira.

Te quiero, país desnudo que sueña con un smoking,
vicecampeón del mundo en cualquier cosa, en lo que salga,
tercera posición, enegía nuclear, justicialismo, vacas,
tango, coraje, puños, viveza y elegancia.

Tan triste en lo más hondo del grito, tan golpeado
en lo mejor de la garufa, tan garifo a la hora de la autopsia.

Pero te quiero, país de barro, y otros te quieren, y algo
saldrá de este sentir. Hoy es distancia, fuga,
no te metás, qué vachaché, dale que va, paciencia.
La tierra entre los dedos, la basura en los ojos,
ser argentino es estar triste, ser argentino es estar lejos.
Y no decir: mañana,
porque ya basta con ser flojo ahora.

Tapándome la cara
(el poncho te lo dejo, folklorista infeliz)
me acuerdo de una estrella en pleno campo,
me acuerdo de un amanecer de puna,
de Tilcara de tarde, de Paraná fragante,
de Tupungato arisca, de un vuelo de flamencos
quemando un horizonte de bañados.

Te quiero, país, pañuelo sucio, con tus calles
cubiertas de carteles peronistas, te quiero
sin esperanza y sin perdón, sin vuelta y sin derecho,
nada más que de lejos y amargado y de noche.

lunes, 11 de febrero de 2008

Voy a citar a un tal Borges...


"No, yo no creo en Dios. No puedo creer en un dios personal. Considero que hay un principio ético en el mundo. Y trato de ser un hombre ético, sin saber hasta qué punto la religión sea ética. No creo en el principio del castigo y la recompensa. No es ético. Sin embargo, mis mayores fueron predicadores metodistas, protestantes. Mi abuela se sabía de memoria la Biblia.
Si no creo en la Iglesia no puedo creer en el Papa. Como dije en Italia: 'El Papa es un funcionario, un político; y un gran político al frente de su régimen tiene que prometer, sonreír, sobornar'...”

viernes, 8 de febrero de 2008

Educación Sexual Moderna

¡Cuidado luthiers! que la curia os declarará herejes...

lunes, 4 de febrero de 2008

Vaticano, estado xenófobo


Como resultado de la decisión vaticana de negar el acuerdo al divorciado embajador Iribarne, la sede en el Vaticano será atendida durante los próximos cuatro años por el encargado de negocios. El Congreso tratará la disolución del obispado castrense, creado por decreto. El rechazo al ex ministro es un denuesto al 27 por ciento de los argentinos adultos que conviven con su pareja fuera del matrimonio.

En los orígenes de la cultura occidental, cuando no había matrimonios separados porque no existía el matrimonio por amor, ese Otro fantasmático que irrumpía y ponía en cuestión el Orden establecido era el extranjero. En lo privado y en lo público, siempre se trata del Otro y de las creencias del Otro. De aquel que puede mirar con ojos extrañados lo que nos parece natural. El primer Otro concebido en la historia occidental fue el extranjero. El odio al extranjero se llama xenofobia. Ya sabemos qué es la fobia y que el xenos es el que viene de afuera. Pero el xenos no existiría sin la xenia. Benveniste es el que hace este análisis. La xenia es el pacto, el contrato o la alianza que han hecho muchos Otros entre sí. Cuando se rechaza al Otro, se rechaza, en realidad, el pacto de convivencia que ha hecho ese Otro con los suyos.

El anfitrión que se niega a darle hospitalidad a un extranjero lo que hace es rechazar, en la figura de Otro, las creencias y las costumbres diferentes de las propias. De estos rudimentos de conceptos se desprenderá luego la idea de la diplomacia, y las figuras de los embajadores. Imagínense un mundo en el que sólo se pudieran mantener relaciones amistosas con quienes se nos parecen. ¿Cuál sería la gracia, la necesidad, la obligación ética de la hospitalidad, cuando las propias leyes de la hospitalidad surgen de aceptar las diferencias?

El anfitrión hospitalario es aquel que no pregunta en qué cree o cómo vive aquel que llega. El anfitrión que ofrece, que da hospitalidad, es el que toma del Otro su dignidad humana, y acepta la versatilidad propia de la condición humana. El anfitrión que recibe a los Otros con los brazos abiertos no hace preguntas, no interroga. Negarles a las demás xenias el derecho a creer en lo que creen es desviar la hospitalidad hacia la hostilidad.

Los curas no se divorcian porque no se casan. El Vaticano no acepta embajadores divorciados. Esto es: rechaza las culturas diferentes, la diversidad, los complejos tejidos y contratos sociales que han dado como fruto otras maneras de vivir que las que acepta el Vaticano. Lo que hace este Papa es recibir hospitalariamente sólo a aquellos que no ponen en cuestión el dogma de su propia xenia, la católica.

El rechazo a Alberto Iribarne como embajador ante el Vaticano porque está divorciado no dice absolutamente nada sobre Alberto Iribarne. Lo único que dice sobre ese Estado confesional enclavado en Roma es que encarna, hoy, el ejemplo más degradado de la xenofobia.

Fuente: Página 12 (domingo 3.02.08)

jueves, 31 de enero de 2008

"Lee y conducirás; no leas y serás conducido".


“Dios mueve al jugador y éste la pieza ¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza?“
Jorge Luis Borges
"La religión es comparable con la neurosis infantil"
Sigmund Freud
"Vivo rodeado de curas que repiten incesantemente que su reino no es de este mundo, pero tratan de conseguir todo lo que pueden en éste"
Napoleón Bonaparte
"Es más fácil creer que pensar. Por eso hay más creídos que pensantes"
Bruce Calvert
"Donde hay educación, sobra la religión"
Confucio
"Los misioneros son una perfecta porquería que dejan los lugares peor de como estaban"
Charles Dickens
"Por simple sentido común no creo en dios, en ninguno"
Charles Chaplin
"Para ver con los ojos de la fe, es necesario cerrar los ojos de la razón"
Benjamin Franklin
"Cuando una persona padece delirios, se le llama locura. Cuando muchas personas padecen de un delirio, se le llama religión"
Pirsig
"Si usted no desea convertirse en ateo, le doy un consejo: no lea la Biblia"
Salvador Medina
"La religión es lo que evita que los pobres asesinen a los ricos"
Napoleón Bonaparte
"Las religiones, como las luciérnagas, necesitan de la oscuridad para brillar"
Arthur Schopenhauer
"Reza todo lo que te dé la gana, pero no dejes de remar hacia la orilla"
Anónimo
"¡Si tan sólo Dios me mostrara una señal clara!... como hacer un gran depósito en mi cuenta en el banco de Suiza"
Woody Allen
En realidad, prefiero la ciencia a la religión. Si me dan a escoger entre Dios y el aire acondicionado, me quedo con el aire.
Woody Allen
"La verdad os hará libres, la mentira creyentes."
Anónimo
"El cristianismo es la negación total del sentido común y la razón".
Mijaíl Alexándrovich Bakunin
"¿Cómo se puede tener orden en un estado sin religión? La religión es un formidable medio para tener quieta a la gente".
Napoleón Bonaparte (1769 - 1821), emperador francés
“No se puede convencer de nada a un creyente, pues su creencia no se basa en la evidencia, sino en una profunda necesidad de creer”.
Carl Sagan
"Los dioses son cosas frágiles; pueden ser asesinados con un atisbo de ciencia una dosis de sentido común".
Chapman Cohen
"Me gusta el Cristo de ustedes. Lo que no me gustan son los cristianos: no se parecen en nada al Cristo de ustedes".
Mahatma Gandhi
"Toda religión es un insulto a la dignidad mental del hombre, pero principalmente la religión católica, que ha elaborado dogmas contrarios a la razón humana. (...) La iglesia católica es lo más hostil que hay contra la libertad del hombre y la estimulación del bien: el mejor organizado sistema de la aberración y el perjuicio, la estupidez y la falacia. Yo creo que la religión católica es el enemigo número uno de la humanidad pensante".
Steven Weinberg (1933- ) Premio Nobel de Física 1979
"Sólo hay un bien: el conocimiento. Sólo hay un mal: la ignorancia".
Sócrates (c. 470-c. 399 a.C.), filósofo griego.
"Si cristo volviera, él sería todo... menos cristiano".
Mark Twain
"La Biblia y la Iglesia han sido los mayores obstáculos en el camino de la emancipación de la mujer."
Elizabeth Cady Stanton (1815-1902), feminista
"De chico creí en dios, pero en cuanto logré unir dos pensamientos, se me olvido que existía. Creo que dios es una necesidad para mucha gente, lo que no demuestra que exista".
Henrik Johan Ibsen (1828-1906), dramaturgo
"Yo no niego a Dios, es sólo que no sé si Dios creó al Hombre o el Hombre creó a Dios".
Iván Karamazov (Fedor M. Dostoievski)
“La religión es el opio del pueblo".
Karl Marx (1818-1883), filósofo alemán.
“Yo condeno el cristianismo, yo formulo contra la iglesia cristiana la más formidable acusación que jamás haya expresado acusador alguno. Ella es para mí la mayor de todas las corrupciones imaginables, (...) ella ha negado todos los valores, ha hecho de toda verdad una mentira, de toda rectitud un ánimo de vileza. (...) Yo digo que el cristianismo es la gran maldición, la gran corrupción interior, el gran instinto de venganza, para el que ningún medio es demasiado venenoso, secreto, subterráneo, bajo; la gran vergüenza eterna de la humanidad (...)"
Friedrich Wilhelm Nietzsche

martes, 29 de enero de 2008

Una más, y van...


Esta no tiene desperdicio; el Gobierno argentino designó al nuevo embajador para la sede de la corrupción mundial y escondite de los acosadores sexuales de menores más grande de la tierra (el Vaticano) a don Alberto Iribarne. A este hombre parece que le fue mal en su matrimonio y cometió el peor de los pecados: Divorciarse... aahhh!!!! para qué!... dirían las viejas. Joseph Adolf Ratzinger y sus secuaces le frenaron la entrada, a la tierra santa, por hereje.
Pero ahí no termina el asunto; parece ser que hay otros países “del primer mundo” que le aceptan que sus hombres puedan pensar en abandonar a sus esposas, por ejemplo el presidente católico francés Nicolás Sarkozy fue elevado nada menos que al cargo de canónico honorario de la catedral de San Juan de Letrán, sede del Papa obispo de Roma, durante su reciente visita que incluyó un encuentro con Adolf Benedicto XVI.
El presidente Sarkozy tiene dos divorcios en su historial y hasta los eunucos del vaticano saben de su convivencia con la modelo italiana Carla Bruni, que apunta a un nuevo matrimonio non sancto para la iglesia.
También les traigo a la memoria, mis queridos herejes lectores, el caso de la princesa Carolina de Mónaco. Casada por iglesia con el francés Philippe Junot, la pareja se separó y Carolina, ni lerda ni perezosa, inició una relación con el italiano Stefano Casiraghi, con el cual, la muy descarada, tuvo tres hijos. A la mina le nombraron una comisión especial que, naturalmente, anuló, sin más preámbulos, el matrimonio con Junot.

Está bien, Adolf Ratzinger dirá que no es lo mismo el presidente Sarkozy o la princesa Carolina que el caso de un embajador divorciado del tercer mundo y sudaca. El pecado de Iribarne es mucho más venial pero el personaje es también mucho menos poderoso. (fuente Clarín)

jueves, 24 de enero de 2008

Periodismo y Religión


Después de haber leído la nota que El Litoral sacó en su portada el domingo 20, "Manifestación en apoyo al Papa" me quedé reflexionando en esto de los intereses de los medios informativos y el país... ¡qué linda y objetiva fuente de información tenemos los santafesinos desde hace más de 70 años! Sus editores deben estar orgullosos de las opiniones de sus periodistas; la familia Caputto toda; de Rogelio Alaniz (¿periodista?) antiperonista declarado; y la familia Vittori, con don Néstor a la cabeza, representando al consejo de Administración y a la "democrática" Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe).
Digo esto porque solamente a enfermos defensores de este Papa fascista y por encargo de sus patrones de la iglesia católica, se les ocurriría sacar, con tanta alegría, esta noticia en primera plana de un diario.
Los hechos fueron estos: don Joseph Ratzinger tuvo que suspender su visita a la Universidad de La Sapienza de Roma debido al rechazo de un grupo de profesores y estudiantes que califican a Ratzinger de “oscurantista” por antiguas declaraciones suyas, justificando la condena eclesiástica a Galileo Galilei en 1632. Esta noticia, el pasquín santafesino, la informó en un pequeño espacio dentro de una perdida página interior.
Debo decir que los profesores de la universidad romana defienden la ciencia y el laicismo, definiciones que, a los santafesinos, cada vez se nos alejan más, y que todo estado democrático debe proclamar sin objeciones de ningún tipo. El Litoral es un claro ejemplo de periodismo "comprado" por dos de los poderes más conservadores y reaccionarios de nuestra sociedad, la iglesia y la oligarquía.
Me permito tomar escritos del señor Verbitski (a ver si los seudoperiodistas santafesinos aprende algo de periodismo) "Que la última monarquía absoluta del mundo enseñe cómo debe ser la democracia, que una institución que todos los años organiza una colecta para repartir limosnas entre los pobres fustigue las dádivas y el clientelismo y que un club de sexagenarios célibes dictamine sobre la vida marital y sexual de los jóvenes es para hacer donaire".
Amén

lunes, 21 de enero de 2008

El escándalo Von Wernich


Por Washington Uranga
Transcurrieron más de tres meses desde el 9 de octubre pasado, cuando el Tribunal de La Plata condenó al sacerdote Christian von Wernich por delitos de lesa humanidad. Después de un tibio comunicado de la conducción de la Conferencia Episcopal, en el cual los obispos insistieron en su línea argumental rechazando toda responsabilidad institucional y señalando que el cura actuó “bajo su responsabilidad personal”, el obispo de 9 de Julio, Martín de Elizalde, pidió “perdón” en nombre de la Iglesia por los delitos de Von Wernich, pero pateó la pelota para adelante respecto de las sanciones al cura violador de los derechos humanos. “Oportunamente se habrá de resolver, conforme a las disposiciones del Derecho Canónico (la ley eclesiástica), acerca de la situación de Christian von Wernich”, escribió entonces el obispo.

Hoy, el cura torturador está preso pero sigue gozando de todas las atribuciones y consideraciones de su condición sacerdotal. Para el obispo de 9 de Julio y para la jerarquía de la Iglesia Católica todavía no ha llegado la ocasión para trasladar al fuero eclesiástico las sanciones que podrían caberle a Von Wernich por los cargos de violación de los derechos humanos que se le probaron en la Justicia civil. Por lo mismo el cura encarcelado sigue ostentando su condición de ministro religioso. O bien las autoridades eclesiásticas creen que lo que se ha probado en juicio no se ajusta a verdad y que, coincidiendo con la opinión de Von Wernich, el tribunal actuó con sentido político y por venganza o, lo que sería igualmente grave, parten de la base de que lo que se le ha probado al ex capellán de Ramón Camps no contradice las enseñanzas de la Iglesia. Ambos argumentos carecen de fundamento válido. El primero porque Von Wernich tuvo un juicio ajustado a derecho, algo de lo que no gozaron sus víctimas y las de sus cómplices. Lo segundo porque el cura hoy condenado atentó contra la vida de muchas personas.

La jerarquía católica se cansa de afirmar el derecho a la vida en todos sus aspectos. Vale preguntarse entonces ¿qué está esperando la jerarquía de la Iglesia para tomar medidas con Von Wernich? ¿O para anunciar a la sociedad, que también necesita saberlo porque ha sido ofendida, si esas medidas se tomaron en sigilo institucional? Es tan grave que el cura no reciba sanción alguna por parte de la Iglesia como que las eventuales medidas en su contra –si es que existen– se guarden en la reserva institucional. La “oportunidad” a la que se refirió el obispo Martín de Elizalde en ocasión de su comunicado sobre Von Wernich se vuelve cada vez menos oportuna a medida que transcurre el tiempo sin novedades. Y el escándalo ya generado por el sacerdote torturador a través de sus acciones condenadas por la Justicia se agranda con el paso de los días y, por más que los obispos intenten deslindar responsabilidades, mancha irremediablemente a la institución que, en tanto que lo mantenga en sus filas sin tomar ninguna medida, se puede transformar en cómplice. ¿De qué “oportunidad” habla el obispo de 9 de Julio? ¿Qué implica el trámite eclesiástico de acuerdo con el Derecho Canónico? ¿Supone un nuevo juicio que desconoce lo actuado por la Justicia civil? Sería bueno aclararlo, para que tanto los católicos como la opinión pública puedan conocer cuáles son los pasos que la jerarquía de la Iglesia está dando sobre este tema. Porque si la conducta de Von Wernich constituye por sí misma motivo de escándalo para los cristianos, el silencio y la omisión de la jerarquía católica respecto de sus actitudes instaura también la imagen de un escándalo institucional porque podría leerse como complicidad, salvo por la hoy ya insuficiente aceptación de responsabilidades y pedido de perdón hechos por el obispo de 9 de Julio.

martes, 15 de enero de 2008

Discurso contra Dios

Nuestro Señor, creo, podía habernos ayudado desde el principio. Yo creo en él, porque nunca se sabe. Total... si existe, existe, y si no existe, no jode. Pero si existe, digo: somos 6.000 millones de personas ¡con todos los planetas que hay tenía que meternos a todos en éste! Es como si un padre tuviera veinte hijos y un edificio de cincuenta pisos y decidiera encerrarlos a todos en el garage. ¿De qué estamos hablando? Nos tendría que haber ubicado un poco mejor.
Pero no, Nuestro Señor es un capitalista, y todos estos planetas son un abuso. Pura especulación planetaria. De hecho, cuando Galileo los descubrió, el Papa lo hizo arrestar enseguida. Lo hizo pasar por idiota y le dijo:”¿Cómo es ese asunto de que la Tierra gira?". Galileo dijo: "Es la Tierra la que gira alrededor del Sol, y no como dicen ustedes". Entonces el Papa dijo: "¿Pero éste es idiota? ¿Vieron alguna vez una casa girar alrededor de la estufa?".
Naturalmente, además de crear a los hombres, Dios ha construido a los animales, los vegetales y los minerales: un quilombo tan grande que ya no se entiende nada. Pero cuando los hombres se enojan, viene el diluvio universal. Después, Noé tiene tres hijos: Sem, Cam y Jafet. Los tres son hombres y dan lugar a las distintas razas. Al rato, Dios lo llama a Moisés y le dice cuáles son las cosas que se pueden hacer y cuáles las que no.
Las cosas que se deben hacer son los Diez Mandamientos; las que no se deben hacer son los siete pecados capitales. Ahora bien, yo estudié bien esos siete pecados capitales y son las cosas más abominables del mundo. Y Dios las hace todas. La soberbia, por ejemplo: si hay alguien soberbio, ése es Él, el ser perfectísimo, poderosísimo, presentísimo. "Comparado conmigo", dice, "Nembo Kid es un imbécil y a Buda lo saco de taquito". Hace falta un poco más de humildad. El mismo nombre Dios. Hubiese elegido un nombre más humilde. Hubiese dicho: "Soy Guido, no habrá otro Guido más que yo". O si no: "Ayúdense entre ustedes, que Guido los ayuda a todos". O "Llueve porque Guido quiere". Si fuese más humilde sería más simpático.
La ira: no hay nadie que se enoje más que él. ¿Adán y Eva arrancaron una manzana? Madre mía, se enojó como un loco. "¡Fuera! ¡Tu ganarás el pan con el sudor de tu frente! ¡Tú parirás con dolor! ¡Fuera!". Una manzana yo me la pago, no hay por qué enojarse de esa manera. Está bien, incluso admito que uno se puede enojar por una manzana, pero después se le pasa. ¡Ah, no!, a Él no se le pasó. Van dos mil años y nos seguimos bautizando por culpa de esa manzana.
La lujuria: no quiero entrar en asuntos privados, pero somos todos hijos suyos, ¿o no? Somos 6.000 millones de personas, ¿o no?
La avaricia: no hay nadie más avaro que Él. Al pueblo elegido -los judíos- les prometió un pedazo de tierra hace dos millones de años. "Sí, aquella tierra se las prometí, pero nunca dije que se las iba a dar". ¿O sí?
Los Diez Mandamientos. Ésa si era una buena idea. Sólo que los hizo a favor del rico. Convengamos que es más fácil ir al infierno para los pobres que para los ricos. Por ejemplo, a Agnelli, el dueño de la Fiat, con todo el dinero que le han dejado, le dicen: "Honra a tu padre y a tu madre", ¿y que va a decir? "Gracias madre, gracias padre. Cuando mueran agarro todo yo".
O no desear las cosas de los demás. También es algo muy fácil para Agnelli, porque si todo es suyo, ¿qué va a desear?
En suma: Nuestro Señor debería ocuparse un poco más de los problemas del proletariado. Porque nuestro creador consiguió que nos insertáramos en el mundo moderno de manera homogénea. Él podría conseguir enseguida que estuviéramos mejor. Tomemos los inventos, por ejemplo. ¿Por qué no nos hizo descubrir enseguida la calefacción, evitando que mil millones de personas murieran de frío en el pasado? ¿No podía? Creó a Adán, tomó una costilla suya e hizo a Eva. O sea, que bien podía agarrar, no sé, una oreja de Eva y hacer una estufa. Así quedaban los hombres con una costilla menos y las mujeres sin una oreja, y aunque hubiese hecho falta gritar un poco, habríamos estado un poco mejor, ¿no?
Durante siglos se comió carne cruda y hubo miles de bacterias. ¿No podía ayudarnos a descubrir antes la penicilina y los antibióticos? No, prefirió esconderlos en los hongos. Y eso es tener una mentalidad de revista de crucigramas.
¿A quién se le ocurre ir a buscar los antibióticos en los hongos? Hay gente que los buscó durante toda su vida y no los pudo encontrar.
Es como si yo les escondiera el jabón a mis hijos: van a lavarse, no lo encuentran, entonces se agarran tifus y cólera, y se mueren. Al final, para divertirme, les digo: "¿Saben a dónde había metido el jabón?, debajo de la toalla, ja, ja, ja". Pero ellos ya están muertos. Entonces, ¿qué nos quiere decir con eso? Nos quiere decir: "Soy Dios y me cago en ustedes".
Roberto Benigni
(actor y director de cine)