viernes, 14 de noviembre de 2008

¿Tabaré aprendiz de Cobos?

Aquellos que vivimos tantos años en Uruguay y conocemos el pensamiento de gran parte de su sociedad, y con tantos amigos que, desde aquí, sé lo que estarán diciendo del veto presidencial a la despenalización del aborto que aprobó el congreso uruguayo, no podemos más que sentirnos defraudados por un presidente que creíamos "progresista"; su propia fuerza política, el Frente Amplio, impulsó la ley que él terminó vetando... la "cletización" de la política llegó a las costas uruguayas.

"Que fiasco es el gobierno de Tabaré Vázquez... Tantas expectativas que teníamos quienes nos alegramos con el triunfo del Frente Amplio...
Luego de verlo amenazante con romper el MERCOSUR de la mano de George W. nos dio una nueva muestra de su conservadurismo dándole una estocada final a la Ley de Despenalización del Aborto que fuera aprobada por ambas cámaras del Congreso uruguayo. Las razones esgrimidas por Tabaré fueron "filosóficas y biológicas" sin aclarar mucho más al respecto. Es una desilusión porque hubiésemos esperado de un Presidente que se dice "Progresista", algún concepto teórico sobre el cual sustenta su decisión. ¡¡¡Vamos!!! Con el estado actual de la medicina, que hace operaciones de alta complejidad tecnológica (como transplantes, endoscopías, etc.), un aborto hecho en los primeros meses es apenas más complejo que una extracción de apéndice. Así que las razones biológicas no cuentan.

Hubiésemos entendido, por ejemplo, que argumente su veto por los daños psicológicos que puede causar el aborto cuando es tomado sin un buen asesoramiento. Pero no lo hizo. Tampoco dijo como detendrá los daños irreparables que ocaciona los abortos hechos en condiciones clandestinas que seguramente se seguirán haciendo.

Hubiésemos esperado que nos diga a partir de que momento del embarazo dejamos de hablar de células para hablar de un Ser Humano... Pero lamentablemente también nos privó a todos de ese debate.

Entonces, ¿cuáles fueron las verdaderas razones? Será acaso, que arrugó por las presiones de la Iglesia Católica que ya había amenazado con excomulgar a los Diputados y Senadores que votaran a favor de este Proyecto? ¿O será que el Vaticano amenazó con sacar sus ahorros de ese "paraíso fiscal"?

Una vez más ganó el conservadurismo en Sudamérica. Pero es un triunfo temporal, porque los cambios no los hacen los políticos sino la gente. Y nuestros hermanos yoruguas (que, sin dudas, hubiesen votado positivamente contra la despenalización en un Referéndum) seguramente volverán a la carga votando a un candidato que piense más en los problemas de la gente que en los del Poder Financiero".


Texto extraído de http://catanpeist.blogspot.com/