lunes, 10 de noviembre de 2008

¡Arancedo botón!

Para mis amigos y lectores les dejo esta joyita, porque en la ciudad no trascendió la noticia que el enviado de dios en Santa Fe monseñor Arancedo, el que se ve en la foto con bonete de payaso rodeado de algunas de sus posibles víctimas, se le ocurrió por apretar a los médicos para que denuncien a las mujeres que llegan a los hospitales con abortos inconclusos... por suerte los funcionarios provinciales le recordaron que los médicos están para atender y no para botonear; una más del club de sexagenarios célibes dictaminando sobre la vida sexual de todos.