sábado, 20 de diciembre de 2008

¿Habrá cacerola para esto?

La clase media argentina, tan adicta a los temores, a los prejuicios, a las operaciones de prensa... ¿saldrá indignada a cacerolear hoy porque los delincuentes entran por una puerta y salen por la otra? ¿cuantas Mirtas Perez hablaran hoy junto a Braganolos y Blumbergs en programas de Mauros Viales O Chiche Gelblung?

¿Figurarán en los mapitas de De Narvaez estos asesinos? ¿Lilita y Bullrich aprovecharán para hablar del narcotrafico?

Lo cierto es que la clase media argentina, tan desesperada por la inseguridad, no salió a la calle al enterarase que Ordenan la liberación de Astiz, el Tigre Acosta y otros represores de la ESMA.
¿Cúantos pibes chorros equivalen a un Tigre Acosta? ¿cuántos asesinatos equivalen a un Aztiz?

No leí nada del asunto, tampoco tuve la alegría de toparme con alguna declaración de Hermes Binner, Gerardo Morales, Mauricio Macri, Elisa Carrió o Felipe Solá que repudie el accionar de la Cámara de Casación.
Por último
¿Recuerdan cuando la pitonisa Lilita decía que este gobierno no llega a diciembre?

1 comentario:

Felis Nasal dijo...

Corralito, la 125, o sea, el bolsillo.
Deciles que tendrán que pagar más impuestos si los represores recuperan su libertad y tendrás los cacerolazos...