miércoles, 1 de abril de 2009

El caudillo

Vaya mis saludos a los militantes radicales, aquellos que luchan para cambiar el destino del país, aquellos que seguían incodicionalmente al ex presidente, aquellos que diferencian la actual dirigencia radical de la verdadera, la popular, la combativa...

Para todos aquellos que aplaudieron de pie cuando la oligarquía vernácula chiflaba estruendosamente a don Raúl en su discurso del año 88 en la Sociedad Rural, los mismos que hoy quieren llevarse todo y no repartir nada. No me olvidaré jamás de ese momento de golpismo rural.

También sé del laicismo que sostuvo en su gobierno, contestándole a los curas en su propia iglesia cuando osaron faltarle el respeto.

Lamentablemente, como una burla a su memoria, este negro personaje estará en sus exequias como representante de la Institución de la Mentira Universal.

3 comentarios:

walter besuzzo dijo...

ese negro peersonaje fue obispo de lomas de zamora y creo que era primo de Alfonsin

Anónimo dijo...

mmmm, vos sos freddy o fidel?

MONA dijo...

Ya no es cuestión de si Alfonsín bueno o malo. La cuestión es hallar puntos comunes con la gente, y aún con la oposición para formar una comunidad de ideas afines, para enfrentar el verdadero enemigo, que es el neoliberalismo. Es un monstruo que nos amenaza desde diferentes sectores, que se disfraza de "consensos" y siembra hambre, desocupación, desempleo, pobreza, exclusión, represión, aumento de impuestos, salarios bajos... En eso la pegó el viejo: ir por las ideas, y no por las personas... Pueda ser que pongamos en práctica su legado.
Les mando un abrazo.