martes, 24 de marzo de 2009

Gaby, Fofó y Miliki

El CAC (Club de Ancianos Cébiles) ha deliberado nuevamente y me ha despertado de mi modorra anticlerical; este rejunte de "decrépitos viejos carasdepiedra" tiene la virtud de hacerme montar en cólera con sus execrables valoraciones cada vez que salen de sus sarcófagos.

En algunas oportunidades me resisto a escribir sobre este grupo de deshechos cloacales con la premisa de no dar por el pito más de lo que el pito vale; pero ellos me pueden y, debo confesar, me alegro que lo hagan, pues me da la oportunidad de hacer mi catarsis pasionaria y descargar sobre estos seres despreciables mi andanada de epítetos mundanos aprehendidos en la UdlC (universidad de la calle).

Por otra parte debo reconocer que yo mismo me enfrasco en estos vericuetos abriendo las páginas virtuales del pasquín liberal/clerical/agrogarca santafesino. Para mis detractores diré que busco en estas páginas sólo información del gallardo equipo rojiblanco.

¿cuándo será el día que el CAC no interfiera más en la vida de todos? ¿cuándo será el día que se juzgue a esta manga de sicópatas sexuales por los abusos a menores? ¿cuándo será el día que lo vea en la cárcel al "rosadito" de Storni y su apestoso grupúsculo?

A fuerza de ser sincero me voy quedando sin adjetivos calificativos para seguir emprendiéndola contra esta caterva de ratas orilleras y la Organización Mundial de la Mentira a quien representan.

Por último y parafraseando al compañero D'Elía, "soretes los odio, tengo un odio visceral contra ustedes; odio a la puta iglesia católica".


3 comentarios:

Maricé dijo...

totalmente de acuerdo con vos Marcelo. Hoy casi vomito cuando lei que esta sarta de hipocritas salian,como bien decís, de sus sarcofagos para pronunciarse sobre este momento del pais. ¡¡justo hoy y ellos!!! ellos que aplaudieron, justificaron y acompañaron firme y personalmente a los genocidas de la dictadura, ellos que bendecian armas o bendecian a los milicos que bajaban de los aviones luego de tirar al rio cientos de hermanos..
Lo peor no es que hablen y se expresen, lo peor es que les den espacios y prensa y los tomen en cuenta, eso es lo peor
Habla muy mal de nuestra sociedad
Muy buena entrada

Eduardo Real dijo...

Me sumo al vómito. Aguante GGG!

Marcelozonasur dijo...

Estas son las cosas que a uno, creyente de la fe católica, lo hacen flaquear.

Son unos hijos de puta con todas las letras. Justo esta semana se juntan y le regalan el titular a la derecha mediatica "hay inestabilidad social"... la puta madre, quienes son los que trean la inestabilidad social? el gobierno nacional que quiere beneficios para 40 millones o un grupo de empresarios subsidiados que cortan ruta porque quieren mantener la rentabilidad en la peor crisis de la historia?


Bergoglio es repugnante.