martes, 10 de marzo de 2009

Demasiado para mí

¡Esto salió publicado y me puso los pelos de punta! y yo que creí que nacíamos con el cerebro vacío y que, a la religión y sus dogmas, te la inculcaban desde pequeño, como a tantas enseñanzas que vamos acumulando.

¡pero NO!

...parece ser que ya nacemos con una parte destinada a creer en mitos, leyendas, dioses, supuestas vírgenes y dudosos santos...

Socorrooooooo... ¡me falta una zona del cerebro!

8 comentarios:

Maricé dijo...

Marcelo. por suerte, a mi también me falta esa zona del cerebro. Coincido con el informe, sino no se podria explicar la sumisión extrema que algunas personas tienen hacia alguna religion, cualquiera sea, mientras otros, tal vez con su mismo nivel de inteligencia, no la tiene.

Anónimo dijo...

Según leí por ahí es una cuestión de supervivencia o de evolución. Aquellos que nacen con ese defecto son mas propensos a sobrevivir ya que unen sus fuerzas y atacan a sus enemigos o combaten a las cosas que lo matan. Solamente eso.

Ana dijo...

Creo que se podría leer de dos maneras:

Una pensar que a uno le falta esa parte, donde también yo me contaría.

Y otra pensar como los racionalistas, es decir, que tenemos esas estructuras como capacidad innata pero que no necesariamente fueron estimuladas por el medio para activarse o desarrollarse.

Ej.: Todos tenemos la capacidad innata de nadar, pero no todos estimulamos esa capacidad para ¨saber nadar¨.

Así como NO tenemos la capacidad de volar y SI la tienen las aves por ejemplo.

Perdón que me copé, pero me encanta el tema.

Abrazo.

Marcelo dijo...

No entiendo Anónimo a qué te referís con "ese defecto"... por otra parte anímese y deje su nombre, por lo menos sabré con quien posteo; gracias por participar.
Maricé, creo que todos los seres humanos nacemos con las mismas capacidades para aprender; se trata de qué aprendemos o qué nos enseñan/inculcan o en qué lugar del planeta nacemos.
Exacto Ana, nacemos limpios de ideologías, saberes, mitos y leyendas; tenemos la capacidad innata de aprender. Dependerá de que nos "dan" para estimular nuestro cerebro.
Seguramente aquel que crezca en un cantón chino desarrollará distintas aptitudes y creencias que el niño indú, el finlandés, el senegalés o el gaucho criollo.
gracias a las dos por estar.
saludos

Anónimo dijo...

:P.
Se pierde la magia si posteo mi nombre. Nos conocemos de otra lista, en la que hemos discutido. Ahora no te veo mas por allá.
Posteá tu blog en la lista!

Marcelo dijo...

Mago Anónimo, en cuál lista querés que postée mi blog; estoy en algunas listas pero no sé a cuál te referís... saludos

goolian dijo...

http://www.pnas.org/content/early/2009/03/06/0811717106.full.pdf+html

Se puede leer el paper en el link anterior.
Para el que se tome el trabajo de leerlo encontrará que el paper sólo indica qué zonas del cerebro se activan con ideas religiosas y que parecerían corresponderse con procesos como la "teoría de la mente" y la memoria.
Lo que no dice en ningún momento es que la religión esté "hard-codeada" en nuestros cerebros como tendenciosamente indica LN.
cito textualmente " Religious cognition likely emergerd as a unique combination of these several evolutionary important cognitive processes. Measurable individual differences in these competences (Theory of Mind, imagination, and so forth) MAY predict specific patterns of brain activation of brain activation in response to religious stimuli. The framework identified in this tudy reflects the religiosity (OR LACK OF) of members of a modern Western society.
Propongo cmo bibliografía alternativa las tesis de Pascal Boyer y "The God delussion" de Richard Dawkins.
El primero habla de una sobredetección de patrones como herramienta evolutiva y el segundo da varias interpretacionespsicológicas sobre la necesidad de creer, como la adaptación en la infancia.

Si dijo...

Ayyy!! a mi tambien!! Con razon mi vieja se enojaba y me decia que me faltabana algunos caramelos del frasco!!! Era por eso... mi madre catequista.